No deseo ser realista, pretendo escribir música pero con palabras, porque los recuerdos suceden con música. Tengo trucos en el bolsillo y cosas bajo la manga, pero no quisiera ser un prestidigitador común. Pese a todo, no he podido determinar, si quiero mostrarles la verdad con la apariencia de la ilusión, o por el contrario, la ilusión con la apariencia de la verdad.....las palabras me preceden, me sobrepasan. Tengo que tener cuidado: sino las cosas se dirán sin que yo las haya dicho. Así como un tapiz está hecho de tantos hilos que no puedo resignarme a seguir solo uno....mi enredo surge porque una historia está hecha de miles de historias....



jueves, 13 de noviembre de 2014

Defensa Nicolino.

Algo parecido debía pasar por la cabeza de Nicolino Locche poniendo la cara para recibir el golpe. Pero Nicolino sabía lo que venía, era una serpiente despierta. Hacía trampa, ponía la carita porque sabía cómo esquivar el golpe, le mostraba la jeta al otro, lo desafiaba, le mostraba el objetivo y después todo era una curva de músculos cambiando de lugar y posición. No lo iban a agarrar tan fácil, no. Se corcoveaba generando ira. La guardia baja no es para cualquiera, la defensa de Nicolino.
Publicar un comentario