No deseo ser realista, pretendo escribir música pero con palabras, porque los recuerdos suceden con música. Tengo trucos en el bolsillo y cosas bajo la manga, pero no quisiera ser un prestidigitador común. Pese a todo, no he podido determinar, si quiero mostrarles la verdad con la apariencia de la ilusión, o por el contrario, la ilusión con la apariencia de la verdad.....las palabras me preceden, me sobrepasan. Tengo que tener cuidado: sino las cosas se dirán sin que yo las haya dicho. Así como un tapiz está hecho de tantos hilos que no puedo resignarme a seguir solo uno....mi enredo surge porque una historia está hecha de miles de historias....



lunes, 23 de mayo de 2011

El pequeño pacto de Manuel Mandeb - Crónicas del ángel gris - Alejandro Dolina.

NO le fue fácil al diablo tentar a Manuel Mandeb. Para empezar, cada vez que se le aparecía, el hombre salía corriendo, sin dar tiempo a presentaciones ni propuestas. Un día, disfrazado de ferroviario, logro captar la confianza del polígrafo y finalmente le propuso el pacto de siempre.

- En realidad me gustaría obtener el amor de una cierta señorita. Pero no creo que valga un alma. Es de estatura escasa.

- Puedo darte ese amor y también riquezas y honores, para completar la diferencia. - Tengo una idea mejor - grito Mandeb - !Concédame ese amor! A cambio yo cometeré cuatro iniquidades, que tal vez alcancen para condenarme. Discutieron largo rato. Satanás acepto sin entusiasmo el pequeño pacto, que firmo con tinta corriente. Las cuatro iniquidades fueron establecidas por escrito y eran estas:

  1. Un latrocinio. Mandeb lo resolvió robándose las bolas de billar de una mesa del salón Odeon.
  2. Una blasfemia.
  3. Una traición. No fue sencillo cambiar de panadería, pero había que cumplir.
  4. La cuarta iniquidad fue identificada por el propósito mismo del pacto. Hacerse amar por alguien y no dar el alma a cambio es, por cierto, una canallada.

A fuerza de generosidades y arrepentimientos, Mandeb fue emparejando el peso de sus pecados, hasta quedar en condiciones de salvarse del infierno, ajustadamente.
Publicar un comentario