No deseo ser realista, pretendo escribir música pero con palabras, porque los recuerdos suceden con música. Tengo trucos en el bolsillo y cosas bajo la manga, pero no quisiera ser un prestidigitador común. Pese a todo, no he podido determinar, si quiero mostrarles la verdad con la apariencia de la ilusión, o por el contrario, la ilusión con la apariencia de la verdad.....las palabras me preceden, me sobrepasan. Tengo que tener cuidado: sino las cosas se dirán sin que yo las haya dicho. Así como un tapiz está hecho de tantos hilos que no puedo resignarme a seguir solo uno....mi enredo surge porque una historia está hecha de miles de historias....



sábado, 18 de junio de 2016

Otoñó.

Sospecho que ha empezado
una suerte de segundo otoño
digo sospecho, y no; afirmo
porque desconozco demasiado
Fechas, meses, comienzos
Conozco, sin embargo, lo veo
la puerta llena de hojas secas
movidas, inquietas, apelmazadas
juntas, entremezcladas en la reja.

Sospecho que hace frío, 
porque las manos se me agrietan
pero también porque ellas se juntan
se montan una sobre la otra

Es un orden, es su orden.
Una sobre la otra, desacomodada
Sospecho que no ensucian,
por eso me niego a barrerlas
y en eso termina mi rebeldía
porque barró las hojas que entran a casa
que se meten por las puertas
porque adentro es desorden
pero allá, afuera, son bellas.

Otoñó, ya no puedo impedirlo.


Publicar un comentario en la entrada