No deseo ser realista, pretendo escribir música pero con palabras, porque los recuerdos suceden con música. Tengo trucos en el bolsillo y cosas bajo la manga, pero no quisiera ser un prestidigitador común. Pese a todo, no he podido determinar, si quiero mostrarles la verdad con la apariencia de la ilusión, o por el contrario, la ilusión con la apariencia de la verdad.....las palabras me preceden, me sobrepasan. Tengo que tener cuidado: sino las cosas se dirán sin que yo las haya dicho. Así como un tapiz está hecho de tantos hilos que no puedo resignarme a seguir solo uno....mi enredo surge porque una historia está hecha de miles de historias....



sábado, 19 de junio de 2010

¡Me siento inundado!

¡Me siento inundado!
Hay humedad en el ambiente.
Hay babosas que se arrastran.
Hay risas y demasiada gente.
Hay cosas que no me alcanzan.

Cae agua desde pisos superiores.
Llega agua de zonas aledañas.
Hay agua en los caminos.
Y babosas, muchas babosas.

Se arrastran.
Se sienten inundadas.
Descuidadas.
Se perciben olvidadas.
Se mueven las babosas,
Resbalan de baldosa a baldosa.
Por los pisos mojados.
Se sienten grandes cosas.

¡Al demonio con las babosas!
¡Odio las babosas!
¡Las odio!
¡Profundamente!

¡Prefiero un silencio tuyo, aunque sea uno sólo, antes que miles de palabras de esas babosas! ¡Las odio!
Publicar un comentario