No deseo ser realista, pretendo escribir música pero con palabras, porque los recuerdos suceden con música. Tengo trucos en el bolsillo y cosas bajo la manga, pero no quisiera ser un prestidigitador común. Pese a todo, no he podido determinar, si quiero mostrarles la verdad con la apariencia de la ilusión, o por el contrario, la ilusión con la apariencia de la verdad.....las palabras me preceden, me sobrepasan. Tengo que tener cuidado: sino las cosas se dirán sin que yo las haya dicho. Así como un tapiz está hecho de tantos hilos que no puedo resignarme a seguir solo uno....mi enredo surge porque una historia está hecha de miles de historias....



jueves, 9 de diciembre de 2010

LA DESILUSIÓN - Renè Daumal

Blanco y negro y blanco y negro
atención, quiero enseñaros a morir,
cerrad los ojos, apretad los dientes,
¡clac!, ya véis, no es nada difícil,
no hay en esto nada asombroso.
Os hablo sin pasión,
negro y blanco y negro y blanco,
¡clac!, ya véis que pronto se aprende,
os hablo sin amor,
y sin embargo bien sabéis...
-hay que llevar la evidencia hasta lo absurdo-
Blanco y negro y blanco y negro y negro y blanco,
si vuestras almas cambiaran sus cuerpos,
nada cambiaría,
por lo tanto no habléis más de cuerpos y almas.
Blanco, negro, ¡clac! es lo único
que podemos concebir unido,
(¿no es cierto que no hay en esto nada trágico?)
Os hablo sin pasión
blanco, negro, blanco, negro,
¡clac!,es mi eterno grito de moribundo,
ese grito blanco, ese agujero negro...
¡Oh! No entendéis nada,
ni tampoco existís
yo me encuentro solo para morir.
Publicar un comentario