No deseo ser realista, pretendo escribir música pero con palabras, porque los recuerdos suceden con música. Tengo trucos en el bolsillo y cosas bajo la manga, pero no quisiera ser un prestidigitador común. Pese a todo, no he podido determinar, si quiero mostrarles la verdad con la apariencia de la ilusión, o por el contrario, la ilusión con la apariencia de la verdad.....las palabras me preceden, me sobrepasan. Tengo que tener cuidado: sino las cosas se dirán sin que yo las haya dicho. Así como un tapiz está hecho de tantos hilos que no puedo resignarme a seguir solo uno....mi enredo surge porque una historia está hecha de miles de historias....



domingo, 15 de diciembre de 2013

Soneto.

Tu tumba no dirá nada de hechizos
de los que echan tus ojos o tu mano.
No dirá quince promesas en vano,
ni que mi piel se disfraza de erizo.

Ni robando besos soy un villano,
ni recordando lo que el rey quizo;
me convierto en loco o en esquizo,
o en amante de lo cotideano.

La sombra te nombra y es tu esclava,
como un cuento o una oración pagana,
como un fuego o un volcán con lava.

Cuento los cuentos que me da la gana.
El aire me quema y el agua me lava,
tu boca, es el remedio que me sana.
Publicar un comentario