No deseo ser realista, pretendo escribir música pero con palabras, porque los recuerdos suceden con música. Tengo trucos en el bolsillo y cosas bajo la manga, pero no quisiera ser un prestidigitador común. Pese a todo, no he podido determinar, si quiero mostrarles la verdad con la apariencia de la ilusión, o por el contrario, la ilusión con la apariencia de la verdad.....las palabras me preceden, me sobrepasan. Tengo que tener cuidado: sino las cosas se dirán sin que yo las haya dicho. Así como un tapiz está hecho de tantos hilos que no puedo resignarme a seguir solo uno....mi enredo surge porque una historia está hecha de miles de historias....



sábado, 2 de junio de 2012

Cielo.


El cielo es el punto más cercano entre dos lugares. Creo. Supongo. Sugiero. Escribo para jugar (como siempre, sin palabra no hay juego).
Quisiera decirte que mires el cielo, que es nuestro punto en común. Vos ahí, tan lejos, por la propia decisión tuya de estar así: lejos
Quise pensar que el cielo es igual es todos lados…y ahora no lo sé. No sé si el cielo es igual en todos lados. Sospecho que sí. Le habría sugerido a Dios que así lo fuera, si hubiese tenido la oportunidad.
Habría agregado algunas sugerencias más y un puñado (pequeño, tan pequeño que apenas quepa en una uña de bebé) de imposiciones. Al final de cuentas, la vida es una fuente de opresión pero también de poder de negociación para nosotros, los que nos disponemos a hacer uso y, de cuando en cuando, abuso. Dios fue el primer burgués del mundo. Sabía Él, sin nosotros no hay mundo, pero nuestros sindicalistas suelen ser tan idiotas y corruptos. Sin embargo, nosotros, el hombreletariado, le ponemos el hombro. Vivimos sin exigir, pensando que solo cuesta eso: vida.
Tal vez un día nos organicemos en serio. ¡Enseriamente! Piquetes celestiales, ofrendas a reglamento, huelga de rezos caídos. Yo le hubiese llevado la escalera a Machado para quitar los clavos.
El cielo es el mismo, me convenzo. Para todos, en todos lados. Lo que es distinto es el ojo. Teoría de las nubes filtrantes. Vaso medio lleno, vaso medio vacío. No importa el vaso, me importa el contenido. Me gustan los vasos con whisky, no con agua.
Wilde decía que todos estamos en el arroyo pero que solo algunos miramos las estrellas. ¡Qué lindo sería que mirásemos las estrellas! Aunque sea así, uno tan lejos del otro.
Sospecho que a este mundo lo controlan los colectiveros, los peajes, los ferroviarios y las empresas aeronáuticas, que nos ponen trabas para que estemos uno al lado del otro.
Estamos cerca, a pesar de todo. Nos une este cielo, a veces celeste, a veces negro plateado. Miralo, mirame, mirémonos…(linda).
Publicar un comentario