No deseo ser realista, pretendo escribir música pero con palabras, porque los recuerdos suceden con música. Tengo trucos en el bolsillo y cosas bajo la manga, pero no quisiera ser un prestidigitador común. Pese a todo, no he podido determinar, si quiero mostrarles la verdad con la apariencia de la ilusión, o por el contrario, la ilusión con la apariencia de la verdad.....las palabras me preceden, me sobrepasan. Tengo que tener cuidado: sino las cosas se dirán sin que yo las haya dicho. Así como un tapiz está hecho de tantos hilos que no puedo resignarme a seguir solo uno....mi enredo surge porque una historia está hecha de miles de historias....



domingo, 5 de febrero de 2012

Caes.

Caes,
una y otra vez,
Caes despierta,
y caes dormida.

Te duermes entre tus aires de madera.
De madera de barcos que encallan.

Y son las olas que juegan,
Que llevan.
Que traen.
Pero no arrastran a los barcos.
Barcos cansados .

Y creo:
son las olas las que te dan movimiento.
Aunque estés quieta, se mudan las olas
Se mudan gota a gota
Mientras caes dormida y hundes barcos.

Hundes barcos con tus gotas de mirada.
A cuenta gotas miras, mientras te caes,

Despiertas casi dormida, y arrastras
Y arrastras los ojos como olas.

Dormida o despierta,
Eres ese pequeño círculo de belleza.

Sé que lo sabes,
y casi te ríes de eso…

Publicar un comentario