No deseo ser realista, pretendo escribir música pero con palabras, porque los recuerdos suceden con música. Tengo trucos en el bolsillo y cosas bajo la manga, pero no quisiera ser un prestidigitador común. Pese a todo, no he podido determinar, si quiero mostrarles la verdad con la apariencia de la ilusión, o por el contrario, la ilusión con la apariencia de la verdad.....las palabras me preceden, me sobrepasan. Tengo que tener cuidado: sino las cosas se dirán sin que yo las haya dicho. Así como un tapiz está hecho de tantos hilos que no puedo resignarme a seguir solo uno....mi enredo surge porque una historia está hecha de miles de historias....



martes, 12 de enero de 2010

Celebración de la perdida de la cordura.

Señortita Petisa: A ver, la iba llamar, otra vez,………le iba a mandar otro mensaje……..pero ¡¡NO!! Si esto fuera una sala de urgencias, se diría: “El paciente no responde a estímulos”, debiendo declarársele muerto. Y digo estímulo por no decir 3 llamados por día (3 x 7=¡¡21!!) y los treintinosecuantos mensajes de textos que debo haberte enviado desde el Miércoles pasado, cuando sorteaste, cual valla de carrera, mis labios de punta, luego de tener que soportar 6 horas de charla filosófica con sus amigos.
Pues bien, este cuerpito, soporta cualquier derrota, cualquier desatención, cualquier desplante categórico, cualquier ignoramiento, cualquier……etc…..pero pierde con en su juego, sino no juega.
He improvisado varios escenarios en mi cabeza que explican el desarrollo de los acontecimientos de tu desatención.
Escenario 1.
La petisa, en un trance místico, decide dedicarse a un búsqueda espiritual para encontrar el sentido de la vida, y motivada por esto, decide dejar de lado sus pertenencias personales (léase, celular), dejando a la buena de dios ese ringtone o vibración que da aviso de llamados y mensajes, perdiéndose en la nebulosa tecnológica mis saludos, llamados y mensajes.
Días después, se da cuenta que el sentido de la vida es hacia adelante.
Escenario 2.
Totalmente enojada por la respuestas de Este acerca de si el hombre nace bueno o malo, decide etiquetar mentalmente como “Pelotudo a ignorar” al presente. Desatendiendo de ahí en adelante a sus mensajes y llamados. Por favor, las charlas filosóficas no son para mí.
Escenario 3.
Descubriéndose rencorosa, la petisa vaticina: “Este me las va a pagar”.
El motivo que desencadeno este pensamiento es el abandono de persona sucedido el 1 de Enero del corriente año, en manos de familiares alcoholizados que la obligaron una y otra vez a ver fotografías amarillentas de seudo-parientes muertos, mientras la obligaban a engullir cantidades industriales de pionono, ensalada rusa (….bue…….ensalada “rusa”, como si los rusos se la pasaran comiendo papa y zanahoria con mayonesa) y agua tónica.
Escenario 4.
La petisa sorprendida por el mensaje de: “Pequeña criatura, la esencia más pura va en frasco pequeño”[1] se toma algunos minutos para pensar, y recuerda la siguiente frase de la canción:
“el mismo recipiente también encierra veneno”……..”Veneno?!?! (con tono de molesta y embroncada) ACA TENES TU VENENO, panzón pelotudo!!! Anda a lavarte el orto!!!”(sic). Desencadenando en un ignoramiento total.
Escenario 5.
La cadena Movistar detecta los llamados y mensajes efectuados desde un celular de Morón a la petisa y decide unilateralmente, que los mismos no deben llegar a destino. El motivo que se aduce es el cansancio de los porteños de que los pueblerinos les roben las mejores minas.
Se comenta que se escucho al gerente de control de mensajes y llamadas de la empresa pronunciar: “Que Este se busque una indígena de Ituzaingo!!! Que no joda!!!”.
Escenario 6.
La petisa es víctima de terribles dolores de falange, falanguita y falangueta, impidiéndole presionar las teclas del celular.
Escenario 7.
La petisa ha tenido una epifanía, motivo por el cual decide repartirse su escaso tiempo entre expedientes y la búsqueda de Dios.
Escenario 8.
La petisa molesta por el desconocimiento de Este de los conceptos del Movimiento Zeitgeist en la charla del pasado Miércoles, decide que Este merece una muerte cruel y lenta. Ensaya ejemplos como:
-Atarlo a la punta del obelisco de sus partes más nobles (entiendase como pito y/o testículos).
-Obligarlo a tomar soda hasta que los intestinos le revienten.
-Intoxicarlo de laxante.
Después se da cuenta que le da paja planear todo esto, y simplemente no contesta.
Escenario 9.
La petisa ha sido raptada por el MAPA (Movimiento Anti Petisas Argentino). Negándole su derecho de uso de celular.
Escenario 10.
La petisa ha sido raptada por el MAE (Movimiento Anti Este). Negándole la posibilidad de usar su celular.
Escenario 11.
La petisa, simplemente no contesta, por motivos desconocidos aun para ella.
Escenario 12.
En una de sus frecuentes caminatas por Agronomía, la petisa es abducida por un grupo de extraterrestre bien pintones (castaños, musculosos, con ojos verdes y profundos y con enormes extremidades genitales) y la obligan a realizar distintos exámenes que podrían ubicarse entre el límite del campo médico y sexual.
Totalmente sorprendida por los placeres producidos por los exámenes, dedica su tiempo libre a caminar, sin rumbo fijo, por las callecitas internas de Agronomía, a la búsqueda de una nueva abducción.
Escenario 13.
La petisa ha comenzado un estudio sociológico para descubrir cuantos llamadas es capaz de realizar un hombre hasta aceptar que ha perdido todo posibilidad de acercamiento amoroso y/o sexual.


Cuál de estas es la opción más cercana a la real???? Pues a quien le importa!?!?!? Lo importante es lo que sigue hacia abajo:

Me he dejado seducir por la definición de China Zorrilla[2]:

“Yo estaba de novia con un hombre muy encantador, y me iba a casar con él, y de golpe me di cuenta de que si me casaba con él iba a dejar de hacer teatro. Por cómo era él, y cómo era su familia, un poco a la antigua, cuando yo hacía un espectáculo a ellos no les gustaba, y rompí. Fue una decisión sensata. Yo no veía mi futuro sacándome el oxígeno de la vida y rompí, y después me enamoré. Y esa vez yo hubiera dejado el teatro, y un brazo y una pierna sobre la mesa con tal de casarme con él. Pero murió. De esto han pasado cuarenta años. Me enamoré muchas veces más, pero como con él no. Yo no soy fisiquera, pero él era el hombre más lindo del mundo. Era cómico de lindo".

Me quede pensando, en el amor que se interrumpe, en las renuncias y como se perpetua un recuerdo en el tiempo. Con la inseguridad de poder confundir el amor con las urgencias genitales, el escapismo de la soledad, el placer de hundir las manos en dos tetas firmes como rocas, el calorcito de una frazada humana o la simple necesidad de companìa para ir al cine, siento que he encontrado una formula mágica para disipar toda duda: el teorema de Zorrilla, que indica que estar enamorado, es igual a ser capaz de dejar sobre la mesa, todo aquello que hiciera falta con tal de estar con el ser amado.

Ahora bien, luego de largos ratos de meditación, tocándome la barba, he decidido que lo que primero estoy dispuesto a dejar sobre la mesa, es la cordura…….quedando a disposición, si se requiriese algo más.

CORTITA Y AL OJO: Dele, dejese de joder!! Este finde nos vemos, viernes o sábado, eliga el día que más bronca le de, y listo!! Que tanta vuelta, che!!! Ni que fuera taaaaaaan terrible.

PD: No dejemos de lado la cortesía, la elegancia, y la caballerosidad femenina, por favor, este mensaje se contesta.
PD2: No peti…….con puteadas no………
PD3: Que te recontra. (Por las dudas).
PD4: Los hombres nacen buenos, las petisas los hacen pelotudos……
PD5: “Se es lo que se es, lo que siempre se ha sido. Se siente lo que se siente, tenga o no tenga evidente sentido. Se llora lo que se llora, uno no elige de quien se enamora ni elige las cosas que a uno lo hieren. Lejos de la noria de causas y efectos, se tiene el corazón que se trae por defecto, así como Aquiles por su talón, es Áquiles”.

Besos, invasivos, besos!!
Que tenga el más cómicamente lindo miércoles…………

Este.
Sin cordura, pero con brazos y piernas (aun).

[1] De “Pequeña criatura” de Ismael Serrano. Autor admirado por la petisa
² http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/radar/6-2456-2005-08-22.html

Publicar un comentario