No deseo ser realista, pretendo escribir música pero con palabras, porque los recuerdos suceden con música. Tengo trucos en el bolsillo y cosas bajo la manga, pero no quisiera ser un prestidigitador común. Pese a todo, no he podido determinar, si quiero mostrarles la verdad con la apariencia de la ilusión, o por el contrario, la ilusión con la apariencia de la verdad.....las palabras me preceden, me sobrepasan. Tengo que tener cuidado: sino las cosas se dirán sin que yo las haya dicho. Así como un tapiz está hecho de tantos hilos que no puedo resignarme a seguir solo uno....mi enredo surge porque una historia está hecha de miles de historias....



miércoles, 21 de septiembre de 2011

Los portadores de pecas VII: Sindicato del pecoso

Circular número 1 del Sindicato del pecoso.

Sepa usted, que es posible mentir un lunar. De alguna forma se hace. Tome un lápiz. Preferentemente uno de esos que las mujeres usan para subrayarse los ojos y hágase un círculo en la parte del cuerpo que elija. Procure no dejarlo hueco o vacío, porque a simple vista, los lunares no son huecos o vacíos (no entraremos en observaciones metafóricas….pero podríamos).
Si quiere hacerse el/la lasciva o sexual, miéntaselo arriba de los labios, que eso siempre queda sexy y llamativo. Y de querer repetirlo, recuerde el costado que eligió, porque los lunares no suelen moverse demasiado por la cara.
Ahora bien, usted puede mentirse todos lo lunares que quiera, pero sepa, muy bien, que no es posible mentir una peca. Una peca solo es portada por un pecoso. (Punto).
Por la circular gremial número I del Sindicato del pecoso, hacemos de público conocimiento, que todo aquel que osará intentar mentir una peca, será repudiado por todo el Sindicato y obligado a arrepentirse de sus actos. Pero un arrepentimiento bien, no de esos que uno dice, “perdóname mi amor, no lo hago más” cuando llega con olor a cerveza, a las once de la noche de un jueves. Sino algo sincero, y pensado, como cuando tu mamá te manda a la cama sin cenar, porque le ataste una cuerda con latitas a la cola del gato.
De misma forma, comunicamos que el Sindicato, podrá tomar acciones violentas, como convidarle chocolates derretidos o caramelos aplastados.
En caso de reincidentes, el Sindicato tomará medidas como piquete de ojos, bombita de olor, condimentar mal las ensaladas, abolir las papas fritas, y sacarle el gas a las gaseosas.
Quedan ustedes, debidamente advertidos.

Saluda atte.
Sindicato del pecoso.
Publicar un comentario