No deseo ser realista, pretendo escribir música pero con palabras, porque los recuerdos suceden con música. Tengo trucos en el bolsillo y cosas bajo la manga, pero no quisiera ser un prestidigitador común. Pese a todo, no he podido determinar, si quiero mostrarles la verdad con la apariencia de la ilusión, o por el contrario, la ilusión con la apariencia de la verdad.....las palabras me preceden, me sobrepasan. Tengo que tener cuidado: sino las cosas se dirán sin que yo las haya dicho. Así como un tapiz está hecho de tantos hilos que no puedo resignarme a seguir solo uno....mi enredo surge porque una historia está hecha de miles de historias....



martes, 21 de junio de 2011

Inauguración del miedo IV


En “Asterix y los Normandos” de la serie de historietas de Asterix, se hace referencia a que el pueblo Normando conoce todo. Excepto el miedo, por lo que deciden hacer una expedición para descubrirlo.

Los normandos, se muestran como violentos guerreros, que toman vino en calaveras humanas y están sedientos de sangre.

No conocer el miedo les trae tremendos problemas; por ejemplo los niños hacen lo que quieren dado que no le temen al cuco, ni al hombre de la bolsa, ni al ogro.

Ellos terminan conociendo el miedo al escuchar cantar al bardo de la aldea de Asterix.

Totalmente asustados, se tiran por el acantilado, creyendo que el miedo les daba la capacidad de volar.

Finalmente, y de forma tan cursi como cierta, descubren que la verdadera valentía es poder dominar el miedo, y enfrentarlo.

No recuerdo a nadie capaz de volar por el miedo, pero si he visto y escuchado historias de personas que estimuladas por el miedo, han levantado un auto, o corrido a una velocidad por encima de sus capacidades.

No todos los miedos nos paralizan, algunos nos generan adrenalina.















Publicar un comentario