No deseo ser realista, pretendo escribir música pero con palabras, porque los recuerdos suceden con música. Tengo trucos en el bolsillo y cosas bajo la manga, pero no quisiera ser un prestidigitador común. Pese a todo, no he podido determinar, si quiero mostrarles la verdad con la apariencia de la ilusión, o por el contrario, la ilusión con la apariencia de la verdad.....las palabras me preceden, me sobrepasan. Tengo que tener cuidado: sino las cosas se dirán sin que yo las haya dicho. Así como un tapiz está hecho de tantos hilos que no puedo resignarme a seguir solo uno....mi enredo surge porque una historia está hecha de miles de historias....



sábado, 15 de octubre de 2011

De este mundo.

De este mundo, me gustan las miradas, muchas, la mayoría. La de ojos dulzones, la de los preguntones, la de los subrayados, la de los celestes casi como cristales veteados, la de los llenos de cositas tontas, la de noentendímerepetislapregunta, la de megustanhastatuserrores, la de los que tropiezan, la de los que están esperando. Me disgustan la de los porelmismopreciopuedellevardos, la de estabarato, la de quierecambiarsucelular.
Me gustan los olores, los de la piel, los del sudor ganado, los de los perfumes que mienten lindo, haciéndome creer que son naturales, los del pasto, los del tabaco.
Me gustan las palabras cuando riman, aunque no digan nada, las simples, las que me sacan sonrisas, las que están escritas con ganas, las que no dicen boberas, las que se le caen estrellitas, y las que brillan, aunque sea un poco, cuando están en una hoja.
De este mundo, me encanta la manifestación de la pasión, la adrenalina, los labios que si, las curvas sin carteles, las ropas que se destienden, las voces que no suenan tan nasales, las pecas, los lunares no mentidos y las medialunas en las espaldas, las señoritas, las fotografías, la música, y otras tantas más.
Me aburren los activos, los pasivos, el patrimonio neto, las cuentas por pagar y por cobrar, los formularios, los documentos, la burocracia, las reservas, la previsiones, los pronósticos del tiempo, el margen, las agendas, las revistas de electrodomésticos, el costo fijo, la inversión, las reglas y las leyes.
Ese es mi problema, todas las cosas que me gustan no me producen dinero, y de cara al mundo, lo miro, nos miramos, los dos, sin saber quien esta más equivocado…
Publicar un comentario