No deseo ser realista, pretendo escribir música pero con palabras, porque los recuerdos suceden con música. Tengo trucos en el bolsillo y cosas bajo la manga, pero no quisiera ser un prestidigitador común. Pese a todo, no he podido determinar, si quiero mostrarles la verdad con la apariencia de la ilusión, o por el contrario, la ilusión con la apariencia de la verdad.....las palabras me preceden, me sobrepasan. Tengo que tener cuidado: sino las cosas se dirán sin que yo las haya dicho. Así como un tapiz está hecho de tantos hilos que no puedo resignarme a seguir solo uno....mi enredo surge porque una historia está hecha de miles de historias....



domingo, 2 de octubre de 2011

Ejercicio nro 1 para verificar si usted esta vivo.

1- Lleve una flor a la punta de su nariz.

2- Aspire profundamente.
3a- Si el aroma que siente le resulta agradable, usted esta vivo.
3b- Si el aroma, aparte de resultarle agradable, le trae algún recuerdo, usted esta vivo,  y tiene rasgos de humanidad.
3c- Si además de cumplir el punto 3a o 3b, usted estornuda, es posible que sea alérgico.
3d- Si usted no experimenta las opciones a, b o c, no se desespere, es posible que usted, igualmente este vivo, aunque dudo que pueda tener una vida linda. 

Los olores son una de las pocas cosas que no pueden describirse por si solas. Hay que compararlos con otro olor.

5 comentarios:

yoquemebusco dijo...

3c =/

¡salú!

Lucía

Palabras Al Viento dijo...

La música y los olores jamás se olvidan...

Elena dijo...

De niña recuerdo la cocina de mis tías abuelas, con un olor a tortilla de maíz en el comal y el aroma a café recién pasado por el molino, todo esto rodeado por el inconfundible olor a barro del que estaba "enjarrada" su cocina.
Estos aromas junto con los de uchepo (tamal de maíz tierno), anís y tierra mojada me han acompañado toda mi vida y en momentos de melancolía me devuelve la vida el aroma del recuerdo.
Puedo olvidar a las personas pero jamás los olores.

este dijo...

El olor a café....casi que es más rico su olor que el sabor....

No es cierto que el olor es un disparador de recuerdos?

A veces también me funciona al revés...me acuerdo de alguien...y me viene olor....casí a la punta de la nariz, y respiro, y me concentro....y me termino mintiendo que la huelo cerca.

Elisa Marín dijo...

Y síiiii... el olor del café es la promesa de un sabor superior que nunca llega, por delicioso que sea... El sentido del olfato es el que tiene más memoria, no sé si lo sabías. Yo estuve trabajando hace muchos años con los olores, haciendo teatro sensorial y era maravilloso concretar los momentos remotos a los que nos llevaban los olores, como el de un libro viejo, el agua de rosas, el trigo, el café.. La muerte, el amor... Hermosa época cargada de olores y poesía. Snif!!!!